Sense8: frescura y revitalización del sector

6SQ0c119 Hola me llamo Ana y confieso que estoy engachada a Sense8.

A tres capítulos de terminar de ver la primera temporada de Sense8 me parece interesante comentar ciertos aspectos de esta serie original de Netflix por varios motivos.

Antes que nada, comentar que las pelis, series, libros de ciencia-ficción sobre existencialismo, física cuántica y teorías alternativas me encantan como espectadora, no llego a ser una freaki-fan, pero realmente me interesan y me hacen reflexionar, realizar analogías y encontrar mis propios significados a temas que normalmente pasan de puntillas en el día a día, pero que son interesantísimos.

Las hermanas Wachowski (antes hermanos, pero ahora las dos son transgénero) que conoceréis por la trilogía de Matrix, Babylon 5, V de Vendetta (en distintos roles como directores, guionistas, productores…) son junto a Michael Straczynski los creadores de esta serie, de la que ya se está grabando su segunda temporada (estreno mundial, también en España, en Junio 2016).

Y bueno, además de mis sensaciones como espectadora enganchada (hoy terminaré de ver la primera temporada), creo que es también interesante reflexionar sobre el aire fresco de esta producción por varios motivos:

  1. El tratamiento visual/creativo sin tabúes típicos de cine/tv de temas como sexo, religión, moral
  2. La multiculturalidad tanto en temática, tratamiento de personajes y producción
  3. La extraordinaria planificación de dirección y de edición
  4. La distribución: Netflix o como el VoD me ha conquistado como productora

1. El tratamiento visual/creativo sin tabúes típicos de cine/tv de temas como sexo, religión, moral

Sinceramente, es refrescante y motivador ver una planificación de encuadres y puntos de vista no censurados por lo que «se debe de mostrar en cine y TV». Además, lo sorprendente es que no han caído en el morbo típico de cuando «se ponen a mostrar». En este sentido tiene un aire de película europea, en realidad la realización y planificación tienen desde mi punto de vista más que ver con el cine que con la realización televisiva a la que podríamos estar acostumbrados. Escenas de sexo y desnudos justificados (tanto en hombres como en mujeres) así como temas como religión, identidad sexual, hábitos culturales… Es como si no hubiera ese filtro que solemos encontrarnos en los proyectos de cine o tv comerciales.

2. La multiculturalidad tanto en temática, tratamiento de personajes y producción

El haber rodado todo el proyecto en 9 ciudades por todo el mundo (Berlin, San Francisco, Islandia, Nairobi, Bombai, México DF, Londres, Chicago, Seúl) y contar con actores de esas nacionalidades (o casi, porque por México está el castellonense Miguel Ángel Silvestre, que he de decir, que en las series españolas no sacan partido de este actor, que está demostrado que cuando se le dirige correctamente, da registros muy buenos utilizando su físico para dar notas de humor, como en su personaje Lito. Otra sorpresa agradable de esta serie, enhorabuena Miguel Ángel!), aporta numerosos matices y opciones que enriquecen absolutamente al proyecto.

Es decir, ver cómo afrontan una misma situación una joven indú religiosa y una isladesa DJ, ofrece una potencial reflexión en el espectador de pensar ¿tan diferentes pero tan iguales al mismo tiempo?

Viajar con todo el equipo (contando con crew y casting local) por 9 ciudades en distintos continentes, aporta una dimensión a esta serie de algo más que una película de James Bond. Pasar de los paisajes de Islandia al cálido Nairobi, o de las calles de San Francisco a Seúl…. Me ha encantado ver esta producción porque aunque es complicado rodar en localizaciones naturales, que viajar y cambiar de localización es siempre una locura, el gasto que implica, la logística, el paperwork…. me ha recordado lo maravilloso que es mostrar eso en pantalla, la magia que se crea en el sillón del espectador y el valor del cine/tv para mostrar la realidad de lugares lejanos al propio. Me ha recordado que como productora, ese esfuerzo vale la pena.

miguel-angel-silvestre-sense8-netflix-twitter-23. La extraordinaria planificación de dirección y de edición (no chroma, baby)

No voy a hacer spoilers, recomiendo ver antes que la serie el making of de 25 minutos que hay en Netflix sobre la serie.  Esta es la sinopsis oficial:

Sense8 cuenta la historia de ocho extraños (Will, Riley, Capheus, Sun, Lito, Kala, Wolfgang y Nomi) de diferentes culturas y partes del mundo quienes, después de experimentar la trágica muerte de una mujer a través de visiones o sueños, se encuentran mental y emocionalmente conectados. A través de esta conexión, son capaces de comunicarse, sentirse y compartir sus conocimientos, idiomas y habilidades. Mientras intentan descubrir por qué están conectados y qué significa su conexión, reciben ayuda de un hombre misterioso llamado Jonas. Sin embargo, otro hombre llamado «Whispers» intenta capturarlos. Whispers utiliza el mismo poder telepático que los protagonistas poseen para entrar en sus mentes, invadiendo sus pensamientos y emociones.

Bien, el tema de estar conectados mental y emocionalmente 8 personas de 8 diferentes ciudades podría estar resuelto con chroma (más económico), pero lo maravilloso de este proyecto es que no lo han utilizado, han buscado localizaciones bellísimas y han trabajado por corte real (buscando en el cuadro o en el movimiento de cámara la forma de introducir a los personajes por edición).

En el making of salen contando su experiencia de edición los dos editores que día a día editaban el material. Además se lo proporcionaban a los actores cuando viajaban a una nueva localización (país) para refrescar su interpretación y poder realizarla en esa nueva localización.

Es tan nuevo el no utilizar chroma que parece absurda esta frase que acabo de escribir. Y es que estamos al otro lado de la balanza (ahora se utiliza chroma en todo), cuando volver al realismo nos ofrece sensaciones que habíamos perdido con el VFX.

4. La distribución: Netflix o como el VoD me ha conquistado como productora

Supongo que este proyecto, con este tratamiento, guión y producción no habría sido posible sin una nueva plataforma, alejada de los operadores tradicionales de tv, como es Netflix.

Llevamos un par de meses abonados a esta plataforma. No hay ninguna plataforma (en España al menos) perfecta. Creo que mi combinación ideal es Filmin + Netflix + un poquito de HBO (para cubrir el espectro de cine y series), pero poco a poco.

Pertenezco a esa generación que llaman Millenial/generación Y (los nacidos entre 1980 y 2000) y he de reconocer que consumo prácticamente todo el audiovisual (incluido cine) a través de VoD (vídeo on demand o bajo demanda). La generación de después, la Z (2000-2010) ya ni te digo.

Y esto me afecta como productora, porque cada vez me alejo más de la estructura rígida y antigua del theatrical (sala de cine), algo que en la producción española actual representa casi la única vía para obtener ingresos a través del cine.

Cada vez más producciones propias a través de plataformas (Movistar+, Netflix, HBO), los channel networks de youtubers, en fin varias vías a explorar y desarrollar con más ganas si al final puedes crear productos como la serie que firmemente os recomiendo ver: Sense8. Desde Fringe, no recuerdo una serie de ciencia ficción tan interesante.