Grabación: cadena de mando en producción #diario_LTCL

DSC_3861Las cadenas de mando en cine son útiles y bajo mi punto de vista necesarias. Ojo: no implica tener un bastón ni ser militar en el trato.

Creo que hay empresas que  pueden trabajar con una estructura horizontal, pero la creación de un proyecto cinematográfico por sus características, funciona mejor de forma vertical.

Los factores para esta opinión son:

  • Poco tiempo para realizar un objetivo (no hay segundas oportunidades ni largo plazo)
  • Un gran número de personas involucradas, que no se conocen de antemano y cada una tiene un trabajo muy especializado.
  • Materializar la visión particular de una persona
  • Materiales técnicos y artísticos caros económicamente y que requieren alta formación para su utilización-desempeño.

Por ello, en el cine, todo el mundo sabe de quién depende directamente su puesto, a quién tiene que rendir cuentas y cuáles son sus ayudantes (en el caso que los tenga). Nosotros es algo que lo ponemos en el contrato de trabajo firmado entre productora y técnico/artista, para que no haya dudas al respecto.

Voy a tratar únicamente del área de producción, y aunque puede variar según necesidades de cada proyecto, yo enumeraría así el grupo de trabajo:

  • Productor: responsable máximo de la obra a nivel económico y organizativo.
  • Director financiero/contable: gestor del diseño junto al productor de la organización económico-fiscal del proyecto.
  • Asesor legal: en ocasiones es necesario para gestionar casos particulares de LPI, derechos de explotación, etc.
  • Director de producción: gestor de la estructura de producción generada para el proyecto (proveedores, pagos, equipo humano).
  • Jefe de Producción: ejecutor y responsable en set de grabación del área de producción.
  • Secretaria de producción: administrativa y aux. contable, ayuda en las tareas al director de producción en el día a día del proyecto.
  • Cajero-pagador: responsable de pagos durante grabación, al que se puede acudir para efectivo, en coordinación con jefe de producción y director de producción.
  • Aux. Producción: ayuda en grabación según lo que estipule el jefe de producción. Puede haber varios.
  • Runners: personas que conducen vehículos de producción transportando personas o algún material que sea necesario.

En la fase de grabación es cuando más personas se ponen en marcha a nivel de producción. Hasta el inicio de la preproducción eran el productor y director financiero quienes llevaban adelante el proyecto. En la preproducción se sumaron el director de producción, secretaria de producción y el jefe de producción. Durante la grabación se suman auxiliares, runners y todo el equipo está al máximo.DSC_4008

En nuestra empresa, la edad media es de una persona joven, creemos en nuestro propio potencial y en el de jóvenes compañeros. A veces en este sector se valora de forma excesiva el tener «muchos años de experiencia». La experiencia es un grado, siempre y cuando este profesional haya sido capaz de adaptarse a las distintas formas de trabajar y actualizaciones tanto de metodología como de actitud en el trabajo.

En mis proyectos me gusta exigir respeto hacia cualquier compañero sea de la edad que sea o tenga las características que tenga. Realmente detesto tener que hacer hincapié en dar la autoridad en público a alguien tan solo porque sea una persona joven. Y aquí saco el tema de la cadena de mando. Como productora en muy pocas ocasiones se interviene de forma directa en una grabación, ya que para que respeten la cadena de mando que has creado «de abajo a arriba» has de respetar esa misma estructura al dirigirte hacia el proyecto.

Esto no significa que seas una persona cerrada y que no hable con nadie excepto que con el director de producción, y si te habla un runner gires la cabeza…… NO! Esto es que si un runner te ve por el set y te pregunta o pide permiso para la gestión de una furgoneta, le saludes, le preguntes qué tal está y que le digas que vaya a preguntarle a su inmediato superior sobre la furgoneta. Puede ocurrir mil cosas con esa furgoneta que tu no sepas al no ser el jefe de producción, así que no interfieras en la cadena de mando.

Lo peor que te puede pasar es que vayan a ti con cosas pequeñas del día a día, ya que harías de «cuello de botella» y realmente el trabajo de un productor no es ese, sino estar en otros temas que si no nadie gestiona.

Normalmente la cadena de mando existe para que te lleguen los grandes problemas, los difíciles de solucionar o los que cuestan mucho dinero para ser solucionados. Esto es así, y hay que asumirlo con una buena actitud. Concreta con tu director de producción qué cosas tiene autorización para pagar-resolver por sí mismo (un margen económico por área o dpto, reportando diariamente a producción respecto los imprevistos o pagos) y qué cosas ha de consultar primero con el productor. Déjalo por escrito en su contrato, le dará mucha tranquilidad a tu director de producción y trabajará mejor.

Cuando llegue un problema ante tu mesa/puerta, lo único que se me ocurre aconsejarte es que pienses que seguramente saldrás de esa situación, sólo hace falta saber cómo. Respirar, obtener toda la información sobre la problemática (preguntar datos a distintas personas si es necesario), valorar, relativizar (lo que en un primer momento hace que se te pare el corazón, visto desde un poco de perspectiva puede no ser tan malo) y tomar decisiones «salomónicas» o lo más justas posibles. Normalmente tendrás poco tiempo para decidir, pero tómate el tiempo que consideres. Quédate a solas, consulta con gente de tu confianza. Lo peor es decidir en caliente y con la presión del momento.

El objetivo es que el proyecto salga lo mejor posible, pero no a cualquier precio. Y esa es la responsabilidad de un productor #sostenible y #actual.